Breve análisis del papel de los abogados de familia en los divorcios y las separaciones.

Si bien durante los últimos años el número de divorcios había disminuido, en gran parte debido a la crisis económica, sin embargo, poco a poco vuelven a alcanzarse las cifras anteriores a esa bajada. Las separaciones de hecho ya no son tan atractivas para los cónyuges, que ahora vuelven a preferir poner fin a su matrimonio. Eso supone para los abogados de familia el hecho de tener que afrontar numerosos casos en los que los casados tienen sus posiciones muy determinadas, siendo difícil ofrecer una salida beneficiosa para ambos.

¿Cuál es la diferencia entre divorcio y separación?

Por todos es conocido que ambos términos se utilizan en la práctica de manera indistinta, aunque en realidad son mayores sus diferencias que sus similitudes. Ambas se caracterizan porque implican una ruptura de la convivencia conyugal, ya sea con intervención judicial (separación legal y divorcio) o sin ella, por el mero acuerdo de los cónyuges (separación de hecho).

Por el contrario, mientras que los separados aún están casados, a pesar de que no vivan juntos y de que hayan liquidado su régimen económico, entre los divorciados ya no existe ningún vínculo jurídico. Estos últimos podrán casarse de nuevo, no sólo con otras personas, sino también otra vez entre sí.

¿Cuántos tipos de divorcios existen?

Divorcio, en el sentido de institución que extingue el vínculo matrimonial, sólo hay uno, aunque existen dos vías para alcanzarlo: el divorcio de mutuo acuerdo y el contencioso. La diferencia entre ambos no es baladí, porque el divorcio de mutuo acuerdo entre los cónyuges presenta interesantes ventajas, pues su procedimiento es más sencillo y, en consecuencia, más rápido y más barato que el del divorcio contencioso. Este último será recomendable para los casados que de ninguna forma consigan ponerse de acuerdo acerca de los aspectos básicos de su decisión.
El divorcio de mutuo acuerdo

No es necesario que los casados estén absolutamente satisfechos con todas las decisiones que vayan a tomarse, pero sí que alcancen un acuerdo entre los dos a la hora de adoptarlas. Los aspectos más importantes son los relativos a los hijos, siempre que los tengan (de lo contrario, el divorcio será aún más sencillo). Tendrán que decidir con cuál de los dos vivirán, o podrán acordar la custodia compartida, que cada vez es más utilizada.
Del mismo modo, también deberán solucionar una serie de cuestiones materiales: liquidación de su régimen económico (recuerde que la sociedad de gananciales es el régimen por defecto), uso de la vivienda familiar, reparto de los objetos domésticos, etc…

¿Existe el divorcio exprés?

A pesar de que no responde a ninguna regulación legal, el divorcio exprés se ha utilizado, sobre todo en internet, para promocionar despachos de abogados que ofrecen un precio muy ajustado para el procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo. Garantizan que pueden resolver su situación con un coste de entre 400€ y 600€, estando ahí todo incluido.

De todas maneras, nunca está de más concertar una cita con un abogado (mejor si acuden los dos cónyuges) para analizar su caso y tratar de que el divorcio se desarrolle de la forma más amistosa posible. Su buen hacer y experiencia podrán serle de gran utilidad.

Antonia Ferrández
abogada

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *