Las consecuencias del accidente laboral.

Los accidentes de trabajo se engloban dentro de esas materias que pueden requerir la aplicación de múltiples ramas distintas del Derecho en su resolución. A la legislación propiamente laboral (Estatuto de los Trabajadores, normas de la Seguridad Social…) habría que añadirle la civil, con vistas a resarcir los daños causados al trabajador, y la penal, en el caso de que la conducta del empresario haya conculcado alguno de los límites señalados por el Código Penal. Todo dependerá, en definitiva, de las causas del accidente laboral y de sus resultados.

La legislación penal y los motivos del accidente

Existen una serie de conductas tipificadas cuyo objetivo es proteger los Derechos del trabajador en España. No sólo constituirá delito la falta de adopción, por parte del propietario del negocio, de las medidas de seguridad necesarias para que los trabajadores desempeñen su actividad sin riesgos. La vulneración de los derechos que éstos tengan reconocidos por convenio colectivo o por contrato, la limitación del ejercicio de los derechos de huelga o sindicación e, incluso, el tráfico ilegal de mano de obra, son otros de los comportamientos castigados con la pena de prisión.
Por lo tanto, la negligencia del empresario será un criterio determinante a la hora de calcular la indemnización por el accidente, ya que no es lo mismo un incidente ocasionado fortuitamente, que otro derivado de una actitud pasiva o irrespetuosa hacia la integridad del trabajador.

Otros elementos que influyen en la indemnización

Habrá que tener en cuenta las secuelas que sufra el perjudicado, así como las consecuencias que éstas tengan para su trabajo. En principio, la legislación de la Seguridad Social prevé una prestación por incapacidad temporal que le asegurará el cobro de la mayor parte de su sueldo. Se quiere así conseguir que el accidentado se vea lo menos perjudicado posible durante el tiempo que pase de baja.

Las disposiciones de los convenios colectivos de la empresa en cuestión y las cláusulas que ésta tenga contratada con la Mutua de accidentes también deberán ser minuciosamente inspeccionadas por su abogado, para poder calcular el montante global de la indemnización que le corresponda.

Indemnizaciones por accidente

Si la omisión de las medidas de seguridad ha sido notable, de manera que las condiciones de trabajo fuesen realmente peligrosas, la indemnización puede alcanzar una cantidad respetable. Son muchos los casos, por ejemplo, de empresas de la construcción que no adoptan todas las medidas que serían deseables: arneses para los obreros, barandillas reforzadas para evitar caídas, plataformas de descarga de materiales, supervisores suficientes, etc…

Podría destacar más de una sentencia de los Juzgados de lo Penal relacionadas con esta clase de accidentes. Por ejemplo, una en la que a Gonzalo R. B. le reconocieron, por haber tenido que estar con las dos piernas entablilladas durante un mes (como consecuencia de una caída producida por la falta de barandillas de la altura adecuada), una compensación de 37.600€. Sin perjuicio de la cantidad que le pagó la Mutua por las lesiones (2.300€).

Antonia Ferrández
Abogada

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *