El pollo y el medio pollo en los salarios de Españistán

bajar-salarios

Uno de los principales problemas de competitividad de Españistán es que el salario “máximo” (el más alto de convenio) es muy poco superior al mínimo de los “mejores” países de Europa o incluso en algún caso es inferior. Es decir que el problema no solo es el salario mínimo (lo que les pagan a los trabajadores en puestos “malos”) sino también y principalmente lo que les pagan a los trabajadores en puestos “buenos”. Eso suponiendo que les paguen el y la categoría más alta del mismo, lo cual puede que sea muchísimo suponer en la mayoría de los casos fuera de los mundos de Yupi.

Pues bien. Cuando se habla de salarios en Españistán siempre suele salir el que habla e incluso publica artículos diciendo que el SMI no importa y lo que diga el convenio tampoco porque la “realidad” es que el salario medio en Españistán en el 2013 fue de 26.027€ brutos anuales. Es decir 2.168,92€ brutos mensuales con las pagas extras prorrateadas o, si se prefiere, 1.859,07€ mensuales con dos pagas extras. Más que el salario más alto de casi todos los convenios y desde luego muchísimo más que el SMI.

Pero a los que citan este dato del salario medio se les suele olvidar el chiste del pollo. El chiste del pollo dice que la estadística es la ciencia según la cual si tu jefe se come un pollo y tú no te comes nada, la media dirá que os habéis comido medio pollo cada uno y habría quien diría que si te quejas eres un populista. Entonces alguno pensará que eso del pollo nada tiene que ver con el salario medio porque éste solo se calcula con lo que ganan los trabajadores y no con lo que gana el jefe.

Pues no señor. Muchos trabajadores no lo saben, pero el dinero de la empresa y el dinero del empresario son dos cosas totalmente diferentes, o al menos deberían de serlo. Es decir que tu jefe no puede quedarse directamente los beneficios de la empresa. Mejor dicho, claro que puede y los empresaurios lo hacen todos los días con el sencillísimo método de cobrar en B y meterlo directamente en la saca. Pero ese es otro problema. El caso es que “oficialmente” tienen que sacar los beneficios de una forma determinada. Suele ser el reparto de dividendos, emitirle una factura a la empresa como autónomo o bien ponerse un sueldo. Es decir que es muy habitual que el empresario sea empleado de su propia empresa y cobre todos o parte de los beneficios de la misma en forma de sueldo. Si es empleado, lo que cobre como salario entrará a formar parte de los datos para el cálculo del salario medio. ¿O no? Oye, a lo mejor es que no.

Pues bien, si el salario del empresario entra a formar parte del cálculo entonces podemos contar un chiste como el del pollo, pero así como de más gracia y eso, porque estaría más próximo a la realidad. Supongamos una empresa con 10 trabajadores: 9 “de verdad” y el propio empresario. Supongamos que cada uno de los 9 trabajadores cobra 15.000€ anuales brutos y que el empresaurio cobra 65.000€ anuales brutos. Sacamos la calculadora de Hello Kitty que tanto gusta y le damos a las teclas de colorines para hacer la media: (15000*9+65000)/10 = 20.000€. Ale hop, el salario medio en esa empresa es de 20.000€ anuales aunque el 90% de los trabajadores de la misma cobre solo 15.000. ¿A que ahora ya entiendes cómo es posible que el salario medio en Españistán sea tan alto aunque tú y todos los que conozcas cobréis una m… pinchá en un palo?

Por tanto, con estos datos del salario medio hay que tener cuidado si en los mismos entran también los sueldos de los propios empresarios. Sobre todo si entran también los sueldos de los banqueros, de los altos directivos de las empresas del IBEX, de ciertas empresas públicas, etc. etc. O sea de gente que se embolsa tranquilamente 100.000€ anuales o incluso 1.000.000€ anuales o más de salario. O dicho de otra forma: el dato del salario medio en Españistán no vale un pimiento para evaluar lo que de verdad cobran los trabajadores.

Pero lo más gracioso es que haya quien pretenda justificar que los salarios en Españistán no son malos comparando el salario medio citado con el salario mímino de otros países. Nos ha jodido mayo con las flores. Normalmente se comparan castañas con castañas, churras con churras, merinas con merinas y, por qué no decirlo, huevos con huevos. Así que, como colofón del espectáculo de hoy en el club de la comedia, vamos a comparar salarios medios en Europa:

Suiza 71.611€
Noruega 67.144€
Dinamarca 53.061€
Luxemburgo 52.902€
Holanda 48.109€
Bélgica 46.810€
Suecia 45.309€
Alemania 45.170€
Finlandia 42.493€
Reino Unido 41.858€
Austria 41.693€
Islandia 38.128€
Francia 36.980€
Irlanda 32.381€
Italia 29.704€
España 26.027€
Chipre 22.337€
Grecia 20.604€

Laboro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *