Corrección política, incorrección judicial

En junio pasado en estas mismas páginas se informaba de la apertura de expediente disciplinario al titular del Juzgado de Familia nº 7 de Sevilla, D. Francisco Serrano, tras la denuncia cursada por la Federación Española de Mujeres Separadas y Divorciadas por supuesta incompatibilidad al presidir, sin remuneración alguna, la Asociación Española Multicidisciplinar de Investigación sobre Interferencias Parentales (ASEMIP). El Magistrado había alcanzado relevancia pública tras criticar severamente la vigente Ley de Violencia de Género, de la que denunció públicamente su parcialidad e ineficacia en distintos medios.

La actualidad de la propuesta de archivo de dicho expediente por el instructor designado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tras informe del Fiscal, exige informar ahora sobre el pronto desenlace del asunto. Según indica la instructor en su propuesta de resolución elevada al CGPJ procede “el archivo del actual expediente disciplinario en aras al principio de legalidad y tipicidad, ya que la actividad extrajudicial realizada no requiere autorización previa al ser mero ejercicio de un derecho legalmente reconocido que realiza para sí directamente el interesado, como es el de asociación”. La propuesta de resolución coincide sustancialmente en los fundamentos del preceptivo informe del Ministerio Público.

Para este viaje no se necesitaban alforjas. La evidencia del buen derecho ahora aplicado debe hacer reflexionar al observador curioso el porqué entonces de la admisión a trámite siquiera de tan improcedente expediente al díscolo togado, fruto de una denuncia carente de todo viso de fundamento, ni siquiera indiciario. La única respuesta lógica puede ser el toque de atención a futuros osados concursantes. Un aviso a navegantes en toda regla, vaya.
Por su parte el interesado ha mostrado su satisfacción “personal, profesional y familiar” tras conocer la decisión. En un comunicado a Europa Press demostró su contento subrayando no obstante “la persecución a la que me veo sometido por parte de un lobby poderoso que se verá frustrado por esta decisión, en la medida que esperaban obtener por medio de su denuncia, mi cabeza servida en bandeja de plata”. Al tiempo manifestó su confianza en que la Propuesta de Resolución sea ratificada por la Comisión Disciplinaria del CGPJ en el momento de pronunciarse definitivamente.

Pedro M. González

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *